jueves, 20 de julio de 2017

“EL REPOSO DE DIOS ES POR MEDIO DE JESUCRISTO”

ENTRENANDO SOLDADOS DE JESUCRISTO
  “EL REPOSO DE DIOS ES POR MEDIO DE JESUCRISTO”
        LECCIÓN DE JESUCRISTO # 10 (HEBREOS 4:6-16)
PROPOSITO DE ESTE TALLER: Es para entender que debemos animarnos por la excelencia de nuestro Sumo Sacerdote para ir directamente al Trono de la Gracia. La misericordia y la gracia son las cosas que queremos; misericordia que perdone todos nuestros pecados, y gracia que purifique nuestras almas. Además de nuestra dependencia diaria de Jehová Dios para las provisiones presentes, hay temporadas para las cuales debemos proveer en nuestras oraciones; tiempos de tentación sea por la adversidad o la prosperidad, y especialmente en nuestro momento de morir. Tenemos que ir al trono de justicia con reverencia y santo temor, pero no como arrastrados, sino invitados al trono de misericordia donde reina la gracia. Tenemos denuedo sólo por la sangre de Jesús para entrar al Lugar Santísimo; Jesucristo es nuestro Abogado y ha adquirido todo lo que nuestras almas puedan desear o querer. Jehová Dios envió a su Hijo en la semejanza de la carne de pecado, (Romanos 8:3,4) “3 Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; 4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”; pero mientras más santo y puro era Él, menos dispuesto debe de haber estado a pecar en su naturaleza y más profunda debe de haber sido la impresión de su mal; en consecuencia, más preocupado debe de haber estado Él por librar a su pueblo de la culpa y poder del pecado.

OBSERVACIÓN
6) ¿Por qué no entraron a quienes se les anunció primero la buena nueva? R: por causa de desobediencia.
7) ¿Que nos dice nuestro Padre celestial por medio de David? R: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.
8) ¿Qué dice la Palabra si Josué hubiera dado reposo? R: no hablaría después de otro día.
9) ¿Para quién queda un reposo? R: para el pueblo de Dios.
10) ¿Por qué el que entra en su reposo reposa de sus obras? R: como Dios de las suyas.
11) ¿Para qué debemos de procurar entrar por medio de Jesucristo al reposo de Jehová Dios? R: para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.
12) ¿Por qué debemos de esforzarnos a no desobedecer? R: Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
13) ¿Cuántas de todas las cosas creadas serán manifiestas ante Jesucristo? R: todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.
14) ¿Quién es nuestro Sumo Sacerdote? R: Jesús el Hijo de Dios.
15) ¿En qué fue Jesús tentado para poder comprendernos? R: en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
16) ¿Para qué acercarnos confiadamente a su Trono de la Gracia? R: para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

INTERPRETACIÓN
6) ¿Qué significa que falta que algunos entren en él? R: El entrar al reposo de Dios jamás se cumplió para quienes lo recibieron en primera instancia por su desobediencia e incredulidad, como muestra de las consecuencias de esta, pues es la fe la certeza de lo invisible y la convicción de permanecer en Jesucristo.
7) ¿Qué quiere decir si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones? R: Que ahora se nos ha fijado un nuevo tiempo que es el aquí y ahora, para que al estar atentos y consientes del llamado, evitemos que, por ser tardos para oír, nuestro corazón se endurezca por culpa de la desconfianza e incredulidad.
8) ¿Qué significa si Josué les hubiera dado el reposo? R: Josué no volvió a hablar del reposo de Jehová Dios, pues habría de cumplirse el tiempo para que este volviera a renovarse mediante el sacrificio de Jesús en el madero de tormento.
9) ¿Qué quiere decir que queda un reposo para el pueblo? R: Al no haber sido entregado el reposo a quienes se les entrego primero, este tiempo permanece para que ahora en Jesucristo, todos los obedientes, puedan hacer parte de este estado de unidad con el Padre.                                             
10) ¿Qué significa que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas? R: Cuando entramos en el reposo de lo eterno, que es su misma presencia, el hombre descansa de su fatiga emocional, mental y física, en la que permanece cuando se encuentra alejado de Dios Padre, en lo eterno lo terrenal toma su lugar correcto, se entiende que lo verdaderamente importante es lo que permanece en la eternidad, que lo terrenal es pasajero y con ello el sufrimiento terrenal desaparece, el cansancio y el afán por los quehaceres desaparece para que podamos disfrutar de todo lo que hagamos, pues así como Dios dispuso de un tiempo para establecerse sobre la creación, ahora este tiempo también está disponible para adentrarnos en ÉL.
11) ¿Qué quiere decir que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia? R: Pongamos todo nuestro esfuerzo por disciplinar nuestros cuerpos y mentes, para que al trascenderlos en su presencia nadie pueda caer al envolverse de nuevo en razonamientos vanos que le pueden hacer caer.
12) ¿Qué significa que la Palabra de Dios es viva y eficaz? R: La palabra está viva, viva porque su esencia es Poderosa para trasformar al hombre, penetrando hasta lo más profundo, desprendiendo el alma del hombre de su espíritu, esto debe ser discernido y meditado, porque no es algo que podamos comprender tan fácilmente. Para que los pensamientos y las intenciones del corazón puedan ser juzgados correctamente, no se debe hacer con la mente, solo la mente de Jehová Dios, puede darnos la capacidad de juzgar con justicia, y dividir el alma del espíritu.
13) ¿Qué quiere decir que no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia? R: Cuando se habita en el Espíritu, se puede entender lo que aquí se menciona, lo esencial nunca escapa de Jehová Dios, que ha puesto toda su plenitud en su Hijo Jesucristo y Jesucristo está en todo y en todos, por esta razón, todo está al descubierto y para quien habita en lo espiritual, pues todo se encuentra expuesto por Jesucristo.
14) ¿Qué significa que tenemos un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos? R: Ya no tenemos un sumo sacerdote terrenal, sino uno que ha trascendido de lo eterno, guardemos la confianza que demostramos con nuestras acciones y hechos.
15) ¿Qué quiere decir que no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades? R: Jesús a diferencia nuestra no erro, no peco, se mantuvo limpio de toda impureza, aunque fue tentado o probado en todo de manera similar al hombre, no cayó en el engaño, por eso comprende nuestra debilidad y se compadece del caído por el gran amor que nos profesa. Su amor es capaz de perdonar, de seguir entregándose a pesar de nuestra inconsciencia.
16) ¿Qué significa que nos acerquemos, pues, confiadamente al trono de la gracia? R: Por esto es que el amor debe perfeccionarse en nosotros, dejando de lado el temor al castigo, sino más bien entregándonos a la Justicia Divina para que arrepintiéndonos verdaderamente, encontremos la gracia que nos perfeccione en medio de las dificultades.

APLICACIÓN
6) Aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia, Apostatas: son los creyentes que abandonan la fe en Jesucristo, después de haber estado en la Sana Doctrina de Cristo, la transformación, por medio de la Poderosa Palabra inspirada del Espíritu Santo, (Lucas 8:13). Son aquellos creyentes que se vuelven hacer esclavos del pecado y de la inmoralidad (Romanos 6:15-23; 8:6) (2 Pedro 2:18-22) ¿Cómo puedes evitar la apostasía en tu vida? R: Asistiendo a las reuniones para aumentar mi fe (Romanos 10:17).
7) ¿A quién se refiere al pueblo o a los que no son del pueblo? Primero me gustaría explicar que es un corazón endurecido… Es insensible a lo que ve o se le dice. Es incapaz de ver el sufrimiento. Un corazón sin conciencia. Un corazón que quita importancia al pecado. Es un corazón que no acepta instrucción ni corrección de nadie. Dice que, de Dios, pero tampoco. Es un corazón transigente para las cosas de Dios. Es un corazón del que no fluyen ríos de agua viva. (Juan 7:38) “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”. Es un corazón no conforme a Dios ya que no le teme. (Proverbios 28:14) “Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; Más el que endurece su corazón caerá en el mal”. Es un corazón sordo y ciego. Un corazón defensivo y calculador, egoísta. EN corazón materialista. Un corazón narcotizado, insensible… ¿Cómo puedes evitar que tu corazón se endurezca? R: Teniendo una cercana comunión con mi Padre Celestial por medio de Jesucristo.
9) ¿Cómo te preparas para entrar en el reposo de Dios? R: Estudiando la Sana Doctrina de Cristo para poder entender y obedecer lo que el Padre quiere.
11) ¿Que es lo que te puede impedir entrar en el reposo de nuestro Padre Celestial? R: La desobediencia.
12) ¿Por qué la Palabra de Dios es Viva y eficaz? R: Porque las promesas de Dios no son palabras muertas, ya que ÉL siempre se está encargando de que se cumplan (Is. 46:10; 55:11). Cuando una persona comprende este hecho, lo que lee en las Sagradas Escrituras, “EJERCE PODER” en su vida, es decir, tiene un profundo efecto en ella.
13) ¿Cómo puedes rectificar tú, en tu vida sin que sea un remordimiento? R: Pidiendo perdón y Arrepintiéndome de verdad para obtener frutos dignos de arrepentimiento (Ecle. 1:1-3).
15) ¿Tú crees que Jesucristo puede entenderte cuando tu recaes en tu debilidad? R: Sí.

16) ¿Cuál debe de ser tu actitud cuando pecas nuevamente en algo que Dios ya te había perdonado? R: Acercarme con un corazón contrito y humillado, con mucha humildad ante mi Padre Celestial por medio de Jesucristo sin temor alguno para pedirle su ayuda.

lunes, 17 de julio de 2017

TODO ESCULTOR NECESITA DE UN MODELO; ¿CUAL ES EL TUYO?

16 de Julio de 2017
TODO ESCULTOR NECESITA DE UN MODELO; ¿CUAL ES EL TUYO?
Jehová Dios nos ha dado la libertad de decidir cómo será nuestra vida. De hecho, Él desea que tomemos decisiones acertadas, y su Palabra Escrita y dónde nos dice cómo hacerlo. Y el mundo donde estamos creciendo, Albert Einstein dijo esta frase: “Somos arquitectos de nuestro propio destino”. La verdad que les voy a decir, hasta les va a revolver el estómago a muchos de aquí, y la verdad es que no nos gusta dar cuentas a nadie, porque somos muy autónomos y autosuficientes. Estoy aquí, en tu vida no porque quiero; Es porque, Jehová Dios te quiere bendecir y es tan simple como esto: Te voy a preguntar, ¿Qué sería de unos niños, que sus padres no les dijeran nada? ¿Qué sería de estos niños si no tuvieran que darle cuentas de lo que hacen a nadie? Entonces… ¿Será bueno que cuando se es niño, tenemos que dar explicaciones de todo? ¿Verdad que es muy, pero muy importante que todos los niños obedezcan? ¿Por qué? Porque es para su propio bien ¿Verdad? Esta es la razón que nuestro Padre Celestial me escogió para que esté en tu vida, y no es decisión nuestra si no de Dios, porque nuestro modelo a seguir es Jesucristo. ¿Por qué constituye Jesús un modelo para los cristianos? (JUAN 13:15) Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. (1 Pedro 2:21,22)21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; 22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca”. (1 Corintios 11:1)Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”. (Efesios 4:22-24) 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la Verdad”. Es el plan de Jehová Dios que siempre tenemos que dar cuentas, de todo, a quien Él escoge para que así sea, nuestras Bendiciones dependen en ser obedientes en aprender la instrucción, por ejemplo, a ti te escogió para que tus hijos te respondan de todo, ¿Verdad? Si quieres que esto funcione bien, entonces antes de aprender a mandar tienes que aprender a obedecer.

EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, solo ha habido una persona que vivió sin cometer ni un pecado: Jesucristo. Aparte de Él, no hay hombre que no peque (1 Reyes 8:46) “Si pecaren contra ti (porque no hay hombre que no peque), y estuvieres airado contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautive y lleve a tierra enemiga, sea lejos o cerca”; (Romanos 3:23) “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Por esta razón es que, constituye un modelo perfecto para los cristianos verdaderos. De hecho, poco antes de morir, Jesús instó a sus seguidores a imitarlo, diciéndoles: (Juan 13:15) “Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”. Aquella última noche, Jesús mencionó otros aspectos de este modelo en los que deberían fijar su atención los cristianos. En esta predicación analizaremos algunos de ellos. HAY QUE SER HUMILDE: ¿En qué aspectos fue Jesús un ejemplo perfecto de humildad?  Jesús estaba hablando precisamente de la humildad cuando exhortó a sus apóstoles a imitar su ejemplo. Repetidas veces les había aconsejado que fueran humildes, pero esta vez demostró su humildad lavándoles los pies. Al terminar les dijo: (Juan 13:14) Pues si Yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros”. A continuación, los alentó a seguir su sobresaliente modelo.
Jehová Dios, por medio del apóstol Pablo escribió que Jesús “existía en la forma de Dios” antes de venir a la Tierra. Sin embargo, se despojó a sí mismo y se convirtió en un ser humano. Más que eso, (Filipenses 2:6-8) “6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. ¡Imagínese! La segunda persona más importante del universo estuvo dispuesta a hacerse inferior a los ángeles, nacer como un indefenso bebé, criarse al lado de padres imperfectos y obedecerlos, y, por último, morir como un despreciable criminal (Colosenses 1:15,16) “15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él”; (Hebreos 2:6,7)6 pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, o el hijo del hombre, para que le visites? 7 Le hiciste un poco menor que los ángeles, le coronaste de gloria y de honra, y le pusiste sobre las obras de tus manos”. ¡Qué humildad! ¿Es posible imitar esta “actitud mental”? ¿Podemos cultivar semejante humildad? (Filipenses 2:3-5) “3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. Sí, aunque no es fácil.

¿Por qué defender tanto el tonto orgullo si es un sentimiento peligroso? Con el orgullo, TE VUELVES ALTANERO, sentimiento que provocó la caída de satanás, (Proverbios 6:16-19)16 Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, 18 El corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, 19 El testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”; (1 Timoteo 3:6) “no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo”. El orgullo fácilmente echa raíces en el corazón, y una vez allí, cuesta mucho desarraigarlo. La gente se siente superior por cualquiera causa, su raza, sus posesiones, su educación, sus logros mundanos, su posición social, su físico, su capacidad atlética, etc. No obstante, nada de lo anterior es importante para Jehová Dios y nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 4:6,7)6 Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está Escrito, no sea que, por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros. 7 Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?”. Nuestra relación con nuestro Padre Celestial se perjudica si nos enorgullecemos de estas cosas, pues (Salmo 138:6) “Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, más al altivo mira de lejos”; (Proverbios 8:13)El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco”. Como la predicación pasada hablaba Dios de sacar la basura del orgullo.

LA HUMILDAD EN LA CONGREGACIÓN: ¿Por qué es fundamental que los que enseñamos seamos humildes? Ni nuestra participación ni nuestros logros en el servicio de Jehová deberían volvernos orgullosos, tampoco las tareas que desempeñemos en la congregación (1 Crónicas 29:14) “Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos”; (1 Timoteo 6:17,18)17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos”. En realidad, cuanto mayores sean nuestras responsabilidades, más humildes debemos ser. Nuestro Padre Celestial, por medio del apóstol Pedro nos animó a los que enseñamos la preciosa Palabra del Evangelio a que no estuviéramos “enseñoreándonos de los que son la herencia de Dios”, sino a que seamos “ejemplos del rebaño (1 Pedro 5:2,3)2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey”.

A los que nos ha elegido nuestro Padre Celestial para dirigir a los hermanos se nos nombra para que seamos siervos y ejemplos, no señores y amos (Mateo 20:25-28)25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”; (2 Corintios 1:2,9,24) “2 A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: 9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor. 24 más para los llamados, así judíos como griegos, Cristo Poder de Dios, y sabiduría de Dios”. Aunque, a mí me llamó Dios a dirigir tu vida espiritual y a ti a ser el santo ser que me dio a cuidar: (1Corintios 14:3) “Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación”.

¿En qué aspectos de nuestra vida cómo cristianos debemos manifestar humildad? No es verdad que solo los que dirigimos debemos manifestar humildad. Jehová Dios por medio del apóstol Pedro dirigió las siguientes palabras a los hombres jóvenes, que tal vez se sientan orgullosos de su mayor fortaleza y agilidad mental: (1 Pedro 5:5) “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. Así pues, todos debemos imitar la humildad de Jesucristo. Dicha cualidad es necesaria para predicar las buenas nuevas, sobre todo al afrontar indiferencia u hostilidad, para aceptar consejos o para simplificar la vida con objeto de aumentar nuestra participación en el ministerio. Además, se requiere humildad, así como una fe valerosa, para soportar mala publicidad, ataques legales o persecución violenta (1 Pedro 5:6,7)6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.

¿Cómo podemos cultivar la humildad? ¿Cómo puede alguien vencer el orgullo y considerarcon humildad mental que los demás son superioresa él? (Filipenses 2:3,4)3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros”. Viéndose a sí mismo como lo ve Jehová Dios nuestro Padre Celestial. Según Jesucristo, ésta es la actitud que deberíamos tener: Así también ustedes, cuando hayan hecho todas las cosas que se les hayan asignado, digan: Lo que hemos hecho es lo que deberíamos haber hecho (Lucas 17:9,10) “9 ¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. 10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos”. Nunca olvidemos que Jesús hizo mucho más de lo que nosotros jamás lograremos, y, aun así, fue humilde.

Así mismo es conveniente pedirle a Jehová Dios, que nos ayude a vernos como es debido. Podemos hacer nuestras sus Palabras en éstos Samos: (Salmo 119:65-67)65 Bien has hecho con tu siervo, oh Jehová, conforme a tu Palabra. 66 Enséñame buen sentido y sabiduría, porque tus mandamientos he creído. 67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu Palabra”. Jehová Dios nos ayudará a adoptar una actitud sensata y equilibrada, y bendecirá nuestra humildad (Proverbios 18:12) 12 Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del hombre, y antes de la honra es el abatimiento. 13 Al que responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio”. Persona con fatuidad y oprobio:  Son las que se muestran engreídas en su actitud, en su comportamiento y en su manera de hablar, tanto que deshonran y dan vergüenza en público. Jesús dijo: (Mateo 23:11-13)11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. 12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. 13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando”. Tenemos que entender que si tu tienes

Debemos de aprender de nuestro Señor Jesucristo para ver, el bien y el mal como es debido. ¿Cómo veía Jesús el bien y el mal? Pese a vivir treinta y tres años rodeado de humanos imperfectos, Jesús permaneció “sin pecado” (Hebreos 4:15) “Porque NO tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado”. De hecho, Jehová Dios no habla por medio de este Salmo dónde profetizó sobre Jesús: (Salmo 45:7) “Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros”; Y lo vuelve a repetir que es una confirmación en este libro de: (Hebreos 1:9) “Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros”. Cómo cristianos también debemos imitar a Jesús en este asunto, pues no solo sabemos distinguir el bien del mal, sino que odiamos lo que es malo y amamos lo que es bueno (Amós 5:14,15)14 Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. 15 Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José”. Esta actitud nos permite combatir nuestra inclinación natural hacia el pecado (Génesis 8:21) “20 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. 21 Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho”; (Romanos 7:21-25)21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. 24 ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? 25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado”.

En las Sagradas Escrituras dice: “Vístanse del Señor Jesucristo”. ¿En qué sentido nos podemos vestir cómo cristianos del Señor Jesucristo? Jehová Dios nos lo dice por medio del apóstol Pablo cuando escribió a la congregación de Roma: (Romanos 13:13,14)13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”. Cómo cristianos debemos de vestirnos de Jesucristo, como si de una prenda se tratara. Procuran imitar sus cualidades y acciones hasta el grado de convertirse en un reflejo, aunque imperfecto, de su Señor (1 Tesalonicenses 1:6)6 Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la Palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, 7 de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído”.

Por favor esforcémonos, para “vestirnos del Señor Jesucristo”, si nos familiarizamos con su vida y nos esforzamos por vivir como Él, imitando su humildad, su amor a la justicia, su odio hacia la impiedad, su amor por sus hermanos, su renuncia a formar parte del mundo y su aguante paciente ante el sufrimiento. Verdad que; No hacemosplanes con anticipación para los deseos de la carne”, es decir, no nos centramos en alcanzar objetivos que satisfagan los deseos carnales. Más bien, antes de tomar una decisión o abordar un problema, cada uno de nosotros se pregunta: “¿Qué haría Jesucristo? ¿Cómo le gustaría que reaccionara?”.

También podemos imitar a Jesucristo “predicando las buenas nuevas” con empeño (Mateo 4:23) “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el Evangelio del Reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”; (1 Corintios 15:58) “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”. Esta es otra forma en la que cómo cristianos seguimos el modelo que puso Jesucristo. Y sobre todo éste gran ejemplo de Jesús: (Hebreos 5:8) “Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia”.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

lunes, 10 de julio de 2017

QUIEN SACA LA BASURA EN TU CASA

09 de Julio de 2017
QUIEN SACA LA BASURA EN TU CASA
La fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la Palabra de nuestro Padre Celestial. (Romanos 10:17) “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. Lo que ocurre cuando escuchas la Palabra de Dios, pero no la oyes. Es cómo llevar a dos personas a la iglesia y sentarlas juntas: una saldrá pensando que Dios realmente le habló y la otra no entenderá nada del servicio. El corazón de una de las personas estaba preparado; el corazón de la otra persona no lo estaba. Tu corazón tiene que estar preparado por el Espíritu Santo y la palabra Escrita. Si te levantas tarde, vas a tener problemas de irritación al apresurarte para llegar a la congregación, probablemente no vas a escuchar la voz de Dios. No vas a estar en un estado de ánimo receptivo. Las Sagradas Escrituras dicen: (Stg. 1:19-21) “19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. 21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas”. Estos Versículos nos enseñan, a tener cinco actitudes para tener una buena relación con nuestro Padre Celestial y Jesucristo:
1.   DEBES ESTAR DISPUESTO A OÍR. (Jeremías 23:28-29) 26 ¿Hasta cuándo estará esto en el corazón de los profetas que profetizan mentira, y que profetizan el engaño de su corazón? 27 ¿No piensan cómo hacen que mi pueblo se olvide de mi nombre con sus sueños que cada uno cuenta a su compañero, al modo que sus padres se olvidaron de mi nombre por Baal? 28 El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere MI PALABRA, cuente MI PALABRA VERDADERA. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová. 29 ¿No es Mi Palabra como fuego, dice Jehová, y como MARTILLO que quebranta la piedra? 30 Por tanto, he aquí que YO estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan Mis palabras cada uno de su más cercano. 31 Dice Jehová: He aquí que YO estoy contra los Profetas que endulzan sus lenguas y dicen: Él ha dicho”. Te recuerdo que, sin la fe en imposible agradar a Dios: (Rom 10:17) “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”.
2.   DEBES ESTAR DISPUESTO A GUARDAR SILENCIO. No puedes oir a Dios si estás hablando. (Salmo 37:7-10)7 Guarda silencio ante Jehová, y espera en ÉL. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades.
8 Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo. 9 Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra. 10 Pues de aquí a poco no existirá el malo; Observarás su lugar, y no estará allí”.
3.   TIENES QUE ESTAR TRANQUILO. No puedes apresurar a Dios. Si estás desesperado, no vas a oír a Dios. Las sagradas Escrituras dicen: (Sal 46:10) “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra”.
4.   TIENES QUE ESTAR LIMPIO. Antes de que puedas encontrarte con Dios, necesitas sacar alguna basura emocional y espiritual. (Mateo 5:8,9) 8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. 9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”. Necesitas deshacerte de las cosas que apestan en tu vida. Deshacerte de la basura, confesando tu pecado a Dios y estando de acuerdo que lo que hiciste, estaba equivocado.
5.   DEBES SER HUMILDE. Estar dispuesto a hacer lo que Dios te dice en Su Palabra. (Mateo 11:28-30)28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Una actitud de soberbia no funcionará. (2 Crónicas 7:14)Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.
Reflexionemos Sobre Esto: ¿Por qué piensas que el orgullo es un pecado muy difícil de confesar? ¿Qué es lo que necesitas confesarle a Jehová Dios el día de hoy, para que puedas tener una buena recepción?

LO MEJOR QUE PODEMOS HACER ES LIMPIAR LA CASA DE DIOS, estoy hablando de ti, primeramente, en segundo lugar, limpia tu relación con tu cónyuge y con tus hijos; Si haces esto, la iglesia, que somos todos nosotros estaremos bien en nuestras vidas, pues la Palabra de Dios nos dice que cada uno de nosotros somos la morada del Espíritu Santo. (2 Crónicas 29:15) “Estos reunieron a sus hermanos, y se santificaron, y entraron, conforme al mandamiento del rey y las Palabras de Jehová, para limpiar la casa de Jehová”. Vale la pena que nos esforcemos a tener, la casa limpia, quitando todo aquello que no nos ha permitido ser felices, todo lo que no nos ha permitido avanzar en la vida, todo aquello que nos sirvió de tropiezo, todo aquello que mancho nuestro testimonio cristiano, todo aquello que no nos permitió ver las bendiciones de Dios en nuestra vida. Jehová Dios no quiere que nos acostumbremos a vivir en el muladar, de ahí el señor nos quiere levantar (Salmo 113:7,8)7 El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso alza del muladar, 8 Para hacerlos sentar con los príncipes, con los príncipes de su pueblo”. MULADAR= Lugar donde se acumula el estiércol. Lugar muy sucio donde se acumula basura o cosas inservibles.

¿Qué debemos hacer para limpiar la casa de Dios que es nuestra vida? ES NECESARIO SACAR LA BASURA (2 Crónicas 29:16) “Y entrando los SACERDOTES dentro de la casa de Jehová para limpiarla, sacaron toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová, al atrio de la casa de Jehová; y de allí los levitas la llevaron fuera al torrente de Cedrón”. La basura si no se saca produce mal olor, es desagradable, se pudre. ¿Que representa en nuestro corazón la basura? Los rencores, los resentimientos, el odio, la envidia, la lujuria, y todo aquello que nos corrompe el alma, que nos vuelve olor desagradable para Jehová Dios.
No podemos convertir nuestra vida en una bolsa de basura que año tras año la vamos llenando en lugar de vaciarla, en lugar de sacarla de nuestra vida. El versículo que hemos leído nos hace ver algo muy importante: la inmundicia, la basura hay que sacarla toda, no podemos dejar nada, porque contamina, porque corrompe, lo que pasa es que el que saca la basura es la persona menos indicada. Muchísimos de nosotros, quieren que sea como automático, y me dicen: pastor Víctor, fíjese que en mi casa tenemos muchos problemas; Puede orar por favor, por nuestro matrimonio, es que ya estamos pisando fuera de los límites y ya no nos soportamos ni uno al otro.

JEHOVÁ DIOS ME LLAMÓ Y ME A UNGIDO PARA PREDICAR LA SANA DOCTRINA DE CRISTO. PERO: NO VINE A ESCUCHAR AMÉN; NO VINE PARA SER APLAUDIDO. ¡ESTOY AQUÍ PARA HABLARTE A TÍ!  Y QUIERO DECIRTE: Debemos limpiarnos con el agua limpia, que es por medio de la Palabra de Dios; (Ezequiel 36:25) “Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré”. Si tu no les las Sagradas Escrituras en tu casa es en verdad muy poco lo que como siervo puedo hacer en tu matrimonio. Tenemos que sacar lo que no sirve (Mateo 5:13)Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿Con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”. Así estamos muchos dentro de hogares disque cristianos; La palabra “cristiano” es utilizada tres veces en (Hechos 11:26) “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía”; (Hechos 26:28) “Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano”, y (1 Pedro 4:16) “pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello”. Los seguidores de Jesucristo fueron llamados “Cristianos” primero en Antioquía debido a que su comportamiento, actividad y forma de hablar fueron como los de Jesús. Originalmente este término fue utilizado por la gente no salva en Antioquía (o sea los no creyentes) como un tipo de apodo despectivo, utilizado para burlarse de los Cristianos. Literalmente significa “perteneciente al partido de Jesucristo” o “partidario o seguidor de Jesucristo”, lo cual es muy similar a la manera en la que el Diccionario lo define.

Lo que no sirve hay que sacarlo fuera de la casa, este es un buen principio para practicarlo siempre en nuestra vida. Lastimosamente muy pocos lo practicamos, pues generalmente en nuestras casas siempre guardamos el mueble que no sirve, la plancha que no calienta, el televisor que no enciende, el carro que no tiene motor, la silla quebrada, etc, etc. Igualmente, en nuestra vida muchos de nosotros guardamos lo que no sirve, lo que no produce nada bueno, lo que es una carga para nosotros. ¿Qué es lo que no sirve y tenemos que sacarlo de nuestra vida?
LA SOBERBIA: (Santiago 4:6) “Pero ÉL da mayor Gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. ¿De qué nos ha servido esta soberbia, esa prepotencia? Solo para ser desagradables con nuestros prójimos y con nuestra familia y peor aún, desagradables a nuestro Padre Celestial.
LA PEREZA: (Proverbios 21:25)El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar”. ¿De que te ha servido en tu vida la pereza que ha habido en ti? ¿has obtenido algo bueno de tu comodidad, de tu haraganeria?
AUTOSUFICIENCIA (Juan 15:5) “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en MÍ, y YO en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. De que te sirve, vivir separado de Dios, queriendo hacer las cosas a tu manera, queriendo hacer tu voluntad y no la del Señor Jesucristo.

TENEMOS QUE SACAR LO QUE NOS ESTORBA (Gálatas 5:7) “Vosotros corríais bien; ¿Quién os estorbó para no obedecer a la verdad?”. ¿Cuantas cosas tenemos en nuestras casas que nos estorban y nos hacen tropezar, nos hacen caer y nos lastiman? Es necesario en nuestra vida hacer una limpieza de todo lo que nos estorba para recibir las Bendiciones de Dios, de todo lo que nos hace tropezar, hay que barrerlo de nuestro corazón y a quien creen que nuestro Padre Celestial escogió para decirte lo que tú necesitas saber, por supuesto que, a mí, (Isaías 62:10) “Pasad, pasad por las puertas; barred el camino al pueblo; allanad, allanad la calzada, quitad las piedras, alzad pendón a los pueblos”. LOS VICIOS: son un estorbo para nuestro progreso, son un estorbo para la paz de nuestra familia. LAS MALAS AMISTADES: Que nos incitan al pecado, que nos apartan del camino de Dios. LAS RELACIONES PROHIBIDAS: Estas personas con las que estamos enredados y por ellas tenemos pleitos, pasamos vergüenzas, perdemos bendiciones, son un estorbo para nuestra felicidad matrimonial, son un estorbo para nuestra relación con Dios. Tenemos que sacar lo que se ve feo (1 corintios 10:23)Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica”.

Muchas veces tenemos en nuestros hogares cosas que se ven mal, que no lucen, que afean nuestra casa: A la mejor tú estás pensando que estoy hablando de, cuadros, adornos, cortinas, etc. Pero, no es a lo que me refiero, sino a aquellas cosas que debemos de quitar de nuestra vida aquellos detalles que afean nuestro testimonio, que ya no lucen en nuestra vida cristiana: nuestro mal vocabulario (Efesios 4:29)Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes”. Los lugares a los que vamos, (1 Juan 1:6) “Si decimos que tenemos comunión con ÉL, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la Verdad”. Como hijos de Dios ya no se ve bien que estemos en una discoteca, en un night club, en un bar, fumando, usando doble sentido, y de todo lo vulgar, por ejemplo, cuando le festejábamos con una fuerte carcajada las tonterías que alguien hablaba; Pero ahora como hijos de Dios, ya no debemos de involucrarnos en las vulgaridades. ¡¡Limpiemos la casa para la gloria y la honra de nuestro Dios!!

No dejemos acumular la "basura emocional" en nuestras vidas, desechémosla pronto cada día para vivir en libertad. (1 Pedro 5:6,7) "6 Humillaos, pues, bajo la Poderosa mano de Dios, para que ÉL os exalte cuando fuere tiempo; 7 echando toda vuestra ansiedad sobre ÉL, porque ÉL tiene cuidado de vosotros". Es tan original el campaneo del camión de la basura. Esto fue planeado para darnos el tiempo suficiente para recoger todas las bolsas y latas de basura, y queden en la acera listas para ser levantadas en el camión. Muchas veces, nos toma por sorpresa y corremos salvajemente por la casa tratando de conseguir todos antes de que el camión de la basura pase. Algunas veces el camión no puede recoger a tiempo toda la basura. Cuando esto sucede, la basura se acumulaba hasta el día siguiente. (Proverbios 4:23,24) 23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. 24 Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los labios”. ¡Es muy desagradable vivir con la basura! Lo mismo ocurre en nuestras propias vidas. Tenemos todo un equipaje emocional que hemos recogido a lo largo de los años. Por ejemplo, cuando alguien nos causa dolor y heridas en nuestro corazón que no se sanan, se puede empezar a albergar malos sentimientos en algún rincón de nuestro corazón, aun lado de nuestra alma.

Tenemos cansancio, fracaso, frustraciones y miedos. Todos tenemos heridas escondidas de nuestro pasado. Llevamos heridas, cicatrices de la batalla, basura emocional Dios quiere llevarse tu basura emocional. Él quiere restaurar nuestra alma. ¿Cómo hace Él esto? Jehová Dios, lo hace cuando le permitimos hacer tres cambios en nuestra vida: 1.  Permitir que Dios quite mi culpa. 2.  Permitir que Dios alivie mi pena. 3.  Permitir que Dios reemplace mis rencores. La culpa, la pena y los rencores la falta de perdón, son las cuatro cosas que te mantienen en una inestabilidad emocional. 

DEJARE QUE DIOS QUITE MI CULPA: Nada destruye más rápido el alma que la culpa.  (Sal. 38:4,6)4 Porque mis iniquidades se han agravado sobre mi cabeza; Como carga pesada se han agravado sobre mí. 5 Hieden y supuran mis llagas, a causa de mi locura. 6 Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera, ando enlutado todo el día”. ¿Cómo librarnos de la culpa?  ¿Cómo podemos manejar la culpa en nuestra vida?  Hay muchas opciones: Puede negarla, pretender que no existe.  Puede enterrar el pasado; Pero esto no funciona.  Si sigue vivo resucita. Casi cuando piensa que ya está enterrado, los sentimientos regresan a tu mente en el momento más inapropiado. Negar la culpa no la alivia.
Podemos tratar de hacerla pequeña. "No es gran cosa, es un pecadito". Entonces ¿Porque todavía lo recuerdas?  ¿Por qué no lo puedes olvidar? El tratar de hacerlo pequeño no funciona.
Podemos culpar a otras personas. En nuestra mente tenemos una balanza entre lo que hacemos mal y lo que creo que tú estás haciendo mal. Nosotros lo equilibramos. Me siento mal por esto, así que te culpo por esto.  El culpar a otras personas no hace las cosas más fáciles para nosotros
La mayoría nos golpeamos a nosotros mismos. Nos aplicamos el castigo. ¿Puede la culpa enfermarnos? LES ASEGURO QUE SI PUEDE. ¿Puede la culpa causarle ansiedad?  DEFINITIVAMENTE. ¿Puede la culpa colocarte en el fracaso? SIN DUDA ¿Cuántas personas exitosas van bien y de pronto se derrumban? ¿Por qué?  Hay un pequeño sentimiento de culpa: ¿Merecemos tener éxito? (Romanos 3:23,24) 23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”. Ninguna de estas cosas funciona.  Hay solo una solución para su culpa. Cada uno de nosotros, tenemos que dársela a Jehová Dios Él es el único que puede quitarla
UN ÚLTIMO CONSEJO: Sal de tu zona de confort. La zona de confort es este ámbito en que nos sentimos seguros, ahí donde disponemos de cierto control de todo aquello que nos rodea. Pero en ocasiones, para lograr sacar la basura de tu vida, de tu matrimonio y mejorar en nuestras vidas nos es necesario dar el paso fuera de esta zona, para iniciar nuevos proyectos con los que salir más fortalecidos.

No lo dudes, cuando empieces a explorar que hay más allá de este límite en el que te encuentras ahora… entrarás en una parte indispensable para el ser humano conocida como “zona de aprendizaje”. El adversario lanzará dardos de fuego a tu mente para: Exaltar tu debilidad. Exaltar tu pasado para dudar del futuro. Exaltar la duda para temer del presente. Minimizar tus esfuerzos para impedir la visión de resurrección. Exaltar la duda para desvirtuar lo reconstruido. Cómo creyente necesitas entender las tácticas satánicas y tener una posición firme. Firmeza y Decisión. Oración de Autoridad. Disposición y ánimo a pesar de los ataques


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

sábado, 24 de junio de 2017

LA CORRECCIÓN DE JEHOVÁ DIOS NO ES CONDENACIÓN

25 de Junio de 2017
LA CORRECCIÓN DE JEHOVÁ DIOS NO ES CONDENACIÓN

En nuestra vida como seres humanos siempre tendremos la tendencia a pecar debido a que somos pecadores por nacimiento, por lo tanto, tenemos que mantenernos luchando contra el pecado. Jesucristo vino a pagar con su sangre para perdonar todos tus pecados, pero ya cuando aceptamos este perdón Dios nos manda a pelear contra esta naturaleza para que no nos domine, para poder vivir como a Él le agrada. ¿Cómo es el proceso del pecado? Empieza con la tentación, comienza un diálogo en tu mente, éste es el primer pensamiento, luego; El demonio pasa a hacer una proposición directa al pecado, una mentira; Luego viene el momento de la vacilación. En éste momento ya el alma sucumbió, dando su consentimiento voluntario al pecado. Luego viene el momento de la desilusión: ¿dónde está el maravilloso panorama sugerido por el enemigo? En seguida llega el remordimiento que le sigue a la desilusión. Entonces: ¿Cómo luchar contra las tentaciones? ¿Qué hacer ante la tentación? Despachar la tentación de inmediato. ¿Cómo? También orando, pidiendo al Señor Jesucristo la fuerza para no caer. La oración es el principal medio en la lucha contra las tentaciones y la mejor forma de vigilar. (Mateo 26:41) “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el Espíritu a la Verdad está dispuesto, pero la carne es débil”.

La verdad es que mientras vivamos siempre vamos a pecar, aunque digamos serlos mejores cristianos”, (1Juan 1:8,10) “8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a ÉL mentiroso, y su palabra no está en nosotros”. Pero una vez que hemos aceptado el camino de la Salvación que ofrece nuestro Señor Jesucristo en ese mismo momento empieza, la lucha contra la tentación para no llegar al pecado. ¿Qué pasa si pecamos? En la lucha que cada uno de nosotros libran contra el pecado, todavía no hemos tenido que resistir hasta derramar nuestra sangre. (Hebreos 12:4) “Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado”. Este versículo nos habla que debemos tener una lucha a muerte contra el pecado, pues este es uno de nuestros grandes enemigos que nos aparta de Dios, por lo tanto debemos aprender a defendernos contra este. Te pregunto: ¿Que tanto luchas contra tus pecados? ¿Hasta qué punto has luchado contra ellos? ¿Estás matando y ganándole a sus pecados?

Examinaremos algunas claves para poder luchar contra la tentación para no caer en el pecado: PRIMERO; (Hebreos 12:1) “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos ASEDIA, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”. Si el pecado nos está acorralando “Asediando”, por medio de la tentación, para que, con el peso del pecado, el diablo sabe que no podremos seguir corriendo esta carrera, ya que el por el peso que traemos nos vamos a desanimar y seguro que dejaremos la carrera; Pero nuestro Padre Celestial nos da su concejo: (Hebreos 3:13) “Antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; Para que ninguno de vosotros se endurezca por el ENGAÑO del pecado”. Dice que el pecado nos “ASEDIA” así que es un enemigo despiadado que en la guerra nos rodea y nos ataca hasta destruirnos. También como vemos dice que es “ENGAÑOSO”, esto significa que es astuto y que nos puede ofrecer lo que más nos gusta o usar miles de estrategias diferentes para llegar a nosotros como amigo, solo para después atacarnos en nuestra mayor debilidad. La mejor arma del diablo son tus PROPIOS AMIGOS.
SEGUNDO: Debemos entender que nuestra lucha es a muerte. (Colosenses 3:5)HACED MORIR, pues, LO TERRENAL EN VOSOTROS: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, MALOS DESEOS y avaricia, que es idolatría”. El pecado es malvado por dos grandes razones: Primero, Porque cuando no habíamos aceptado a Jesús; El diablo por medio del pecado era nuestro amo y nos obligaba a hacer lo que él quería. Prácticamente éramos sus esclavos y nos apartaba completamente de Jehová Dios y nos condenaba a una vida infernal. Segundo, Porque ya una vez siendo libres por la Sangre de Cristo; Este busca vengarse y tratará por todos los medios posibles de acorralarnos y volvernos a encadenar y dominar. (1Jn 3:8-10)8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en Él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios”. Es por esta razón que debemos prepararnos bien en la Sana Doctrina de Cristo. REFLEXIONEMOS: ¿Que partes de tu cuerpo usa el diablo en tu vida, para ofender a Dios, dándole chance al pecado? Entonces; Debes de ir apartándote de todo aquello que te pueda volver a juntar con tu enemigo.

Nuestra lucha es por el resto de nuestras vidas, mientras estemos en este mundo.
Esta pelea comienza desde el día que llegamos a aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, y terminara hasta que Jesucristo vuelva por su pueblo. (2 Corintios 11:13-15)13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. El diablo es perverso porque buscará acorralarte hasta que caigas de nuevo en pecado, para adueñarse de ti y tratará poco a poco de crear otros pecados en ti. ¡No debes de descuidarnos un día! Todo nuestro ser está contaminado por la concupiscencia de la carne, la persona almática, es esclavo de las pasiones bajas; nuestros pensamientos, acciones, miradas, palabras, sentimientos, aun nuestra voluntad nos domina; (Gn 6:5) “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”; (Mt 15:19) “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias”; (Ga 5:19-21) 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios; (Romanos 7:14-23) 14 Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. 15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. 16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. 17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. 18 Y yo sé que, en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. 19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. 22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; 23 pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

Entendamos que Jesucristo vino a salvarnos para ser Santos, porque sin santidad nadie podrá ver a Jehová Dios. (Hebreos 12:14) Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien. (Tito 2:14) “Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”. Debes de tener bien en cuenta todo lo que Jesús sufrió para liberarte y perdonarte tus pecados. Siempre tengamos en mente que nuestra libertad es por medio de la Sangre Preciosa de Jesucristo, por lo tanto, debemos de valorar este sacrificio que hizo por cada uno de nosotros. Reflexionemos en qué; Si no estamos luchando, no hemos entendido lo que Jesús hizo por ti.

¿Qué es lo que debo de tener en cuenta en la lucha contra el pecado? Tu comandante debe ser Jesucristo, porque tenemos que soportar, y luchar contra la tentación, porque si cedemos a la tentación, Dios no oirá nuestras oraciones. Satanás sabe esto, y esta es una razón por la cual trabaja tan duro tentando a los cristianos para que pequen. (Santiago 1:12)Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman”. (Romanos 8:13) “Porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis”. Jesucristo en Espíritu vive en tu corazón, por lo tanto, Él debe de tener el control de las acciones, de tu mente y cuerpo, y te dirige por el camino de la santidad, por medio del Espíritu Santo. Porque el Espíritu te recuerda lo que has aprendido de la Palabra y te ayuda a combatir contra el pecado. Es tu amigo fiel de batallas.

Por otra parte, es ponerse la armadura de Dios. (Efesios 6:13) “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”. Para que cuando llegue el día malo podamos resistir hasta el fin con firmeza.
¿Que incluye la armadura de Dios? (Efesios 6:10-17)10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”.
El cinturón de la verdad (Es conocer las verdades de Jesucristo)
La coraza de justicia (Es la justicia que Dios te da por la sangre de Jesucristo)
El calzado (El evangelio que debemos de caminar siempre)
El escudo de la fe (Es la confianza en Dios ante las dificultades)
El casco de la salvación (Manteniendo siempre en la cabeza lo que Dios hizo en la cruz)
La espada del Espíritu (Es la Palabra de Dios con la cual atacamos al enemigo)
NO HAY QUE ALIMENTAR AL ENEMIGO. (Romanos 13:13,14)13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”. Porque si todavía estamos haciendo y viviendo de ésta misma manera, estaremos dándole oportunidad al diablo, porque éste es su alimento, el que tú seas vencido de la tentación y caigas en pecado. No planifiques o hagas cosas que le den fuerza al pecado. ¿Cuáles podrían ser provisiones para el pecado en tu vida? Lo primero en la lista negra están tus amigos del mundo, porque siempre te estarán invitando a fiestas, Hacer y ver cosas indecentes, Dañar tu cuerpo con vicios, Escuchar música del mundo, etc. (1Corintios 15:33) “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres”. (2Pedro 2:18-20) 18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. 19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. 20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

Es muy importante que pongamos de nuestra parte. (1Corintios 9:26,27)26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que, habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”. Hay personas que agarraban este versículo de manera literal y se golpean el cuerpo para no dar lugar a los deseos carnales. Lo que realmente dice este versículo es que te sacrifiques con tal de no dejar que la tentación te atrape y el pecado reine en tu vida para que después no seas de mal testimonio ante los hermanos. Muchas veces debemos tomar decisiones dolorosas con tal de seguir a Jesús y dejar el pecado atrás.

Es verdad que Jehová Dios nos perdona, pero… No se aproveche de la Gracia. (Romanos 6:1,2) “1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?”. Muchos llegan a decirBueno, como Dios ya me perdono seguiré en el pecando”. Hermanos Dios no quiere esto, no usemos la Gracia como: “Licencia para pecar” ¡No seamos Cristianos Carnales sino espirituales!

Es también muy importante que reconozcamos que el pecado endurece el Corazón.
(Hebreos 3:12,13) “12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado”. A medida que vas dejando que el Mundo y el Pecado vayan dominando tu vida, poco a poco te iras enfriando en las cosas de Dios. Pronto se te irán quitando las ganas de ir a la congregación, de leer las Sagradas Escrituras, de orar y de reunirte con tu familia para escudriñar el Sagrado Manual, etc. ¡Por esta razón nunca desistas en las cosas de Dios!

Recordemos que Jehová Dios disciplina a sus hijos por amor. (Salmos 89:30-32)30 Si dejaren sus hijos mi ley, y no anduvieren en mis juicios, 31 Si profanaren mis estatutos, y no guardaren mis mandamientos, 32 Entonces castigaré con vara su rebelión, y con azotes sus iniquidades”. Jehová Dios, como nuestro Padre, Porque nos ama nos disciplina con vara, por amor a nosotros, para que seamos mejores para Él cada día ¿Acaso si ustedes ven que su hijo se porta mal, no lo castigaría? Y si no lo hace es porque no lo ama, (Proverbios 3:12;13:24) 12 Porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere. 24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”. REFLEXIÓNENOS: Si nosotros decimos ser “Cristianos” y andamos en una vida pecaminosa pero no ve, ni siente la disciplina del Padre y Dios, entonces: ¡PREOCÚPENSE! pues a lo mejor no son hijos.

En todo esto de la tentación y el pecado: ¿Dónde queda el diablo? Él es el tentador que solo aparece rápidamente para tentarte y después él sabe que tu concupiscencia te va acorralar y tú serás el que pague por el pecado, porque él es astuto y quiere que tú seas el culpable.
Si solo con la naturaleza pecaminosa estamos mal, no digamos con los ataques de satanás. ¡Debes de prepararte para la guerra! No solo debemos luchar con tu tentación que te hace pecar más frecuente, ¡SINO CON TODOS! No solo debemos luchar con nuestras debilidades, sino con los otros pecados también, recordemos que tanto tu naturaleza pecaminosa, como el diablo quieren verte derrotado. REFLEXIONEMOS: ¡Si no peleas, es porque no sientes motivación por Dios! ¡SI NO LUCHAS CONTRA TUS ENEMIGOS, ELLOS TE TERMINARAN DERROTANDO A TI!

NO menospreciemos la disciplina del Padre nuestro Dios. La disciplina nos prepara para producir frutos: (Lucas 13:6-9) “6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. 7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? 8 El entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. 9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después”. Cavar alrededor, meter el azadón y abecés hay que apodar tus ramas. Jehová Dios recure a estos métodos para hacernos producir.
La disciplina corrige al que es recibido por hijo: (Hebreos 12:6) “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo”. Jehová Dios trata con la vida de aquel que le ha tomado por hijo, (Hebreos 12:8) “Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos”. Ningún padre va ha corregir al que no es su hijo, porque no le interesa.

La disciplina es para forjar un carácter que expresen a Jesucristo en su diario vivir.
(Hebreos 12:11) “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados”. Pero cuando ha logrado su propósito, produce un fruto de bendición.


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).