lunes, 29 de mayo de 2017

LO ABSURDO DE TU RELACIÓN CON DIOS

07 de Mayo de 2017
LO ABSURDO DE TU RELACIÓN CON DIOS
(Jeremías 24:7) “Y les daré corazón para que me conozcan que Yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y Yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a Mí de todo su corazón”. Muchos de nosotros hemos sido Bendecidos por misericordia de parte de Dios. Misericordia porque nunca pasáramos tiempo juntos, sino que sólo pensáramos y hablamos de lo maravilloso que es Dios. ¿No sería absurda esta conducta? Pero esto es lo que hacen algunos cristianos. A pesar de saber mucho de Dios y de las Sagradas Escrituras, se privan del compañerismo con el Padre celestial, el mejor amigo que cualquier persona puede tener. Veamos este ejemplo de relación con Jehová Dios: (Daniel 6:9,10)9 Firmó, pues, el rey Darío el edicto y la prohibición. 10 Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes”. Es posible llenar nuestras vidas con información y actividades espirituales, las cuales son buenas, pero también sin dejar de tener una relación íntima con nuestro Padre Celestial. Ahora veamos el resultado de una relación íntima con Jehová Dios: (Daniel 6:16-23)16 Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. 17 Y fue traída una piedra y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se alterase. 18 Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño. 19 El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones. 20 Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? 21 Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre. 22 Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo. 23 Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él, y mandó sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios”. Las Sagradas Escrituras nos dice: (Stg. 4:8).  “Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”. La intimidad con el Padre Celestial exige tiempo y resolución. Comiencen, pero ya, dedicando una parte de su día al encuentro con Jehová Dios; Que es un buen Padre. Es una buena meta para iniciar
Cada día.

En las Sagradas Escrituras leemos acerca de muchas personas cuyo encuentro personal con Jehová Dios fue renovador y transformador. Noé, Gedeón, Moisés y Pablo son sólo algunos de los que hablaron con Dios de manera personal el ejemplo de Noé: (Gn. 7:4) “Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice”; El ejemplo de Gedeón: (Jueses 6:12,14)12 Y el ángel de Jehová se le apareció, y le dijo: Jehová está contigo, varón esforzado y valiente. 14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento”; El ejemplo de Moisés: (Ex. 3:2) “Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía”; El ejemplo de Pablo: (Hch. 9:3-6)3 Mas yendo por el camino, aconteció que, al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; 4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer”. Aunque quizá nosotros no esperamos tener tan extraordinarias experiencias hoy, todos los creyentes debemos, de tener momentos preciosos, íntimos, con Jehová Dios; Porque es nuestro Padre Celestial, y que cada vez que abrimos las Sagradas Escrituras y le pedimos al Espíritu Santo que alumbre nuestro entendimiento, así podemos saber directamente de nuestro Padre Celestial. Por supuesto que todo está en Jesucristo, porque sin Él nada de esto sería para nosotros veamos por favor (Isaías 64:5-7)5 Saliste al encuentro del que con alegría hacía justicia, de los que se acordaban de ti en tus caminos; he aquí, tú te enojaste porque pecamos; en los pecados hemos perseverado por largo tiempo; ¿Podremos acaso ser salvos? 6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. 7 Nadie hay que invoque tu Nombre, que se despierte para apoyarse en ti; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades”. Háganse un rápido inventario para ver si esto se aplica a tu vida espiritual. ¿Asistes a la iglesia sólo por deber? ¿Al orar utilizas palabras repetitivas, en vez de hablarle a Jehová Dios con el corazón? ¿Sirves sólo por un sentido de obligación? ¡¡¡Vivamos de tal manera que las demás personas experimenten la Presencia del Dios que vive en nosotros... donde quiera que estemos, pero, en especial, en la congregación!!!

CUANDO ALGUIEN LLEGA A UN LUGAR, por ejemplo: Aquí en ésta congregación, dónde se predica la Sana Doctrina de Cristo; ¿Qué es lo que todos nosotros cómo Iglesia, hacemos sentir al que llega? ¿Reflejamos nuestra presencia? O ¿Reflejamos la Presencia de nuestro Padre Celestial? Que hermoso sería poner en nuestra entrada: “ENTRE Y EXPERIMENTE LA PRESENCIA DE DIOS”. Y que, por supuesto que se sienta su Presencia, como en este mismo momento. Por tanto, ¿qué deberíamos hacer cómo iglesia para manifestar la presencia de Jehová Dios nuestro Padre Celestial? ¡Cómo integrantes tenemos que vivir como Él! Una manera grandiosa de empezar es poner en práctica acciones como la hospitalidad, la aceptación amorosa de las personas, la disposición a servir; el amor tangible de unos por otros, que hace que la gente se sienta segura e incluida sin importar el color o la posición social; y la tolerancia paciente ante las debilidades mutuas.

JEHOVÁ DIOS POR MEDIO: del apóstol Pablo dijo que, deberíamos andar de un modo <<DIGNO DEL SEÑOR>> (Colosenses 1:9-14) “1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo, 2 a los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. 3 Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4 habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos, 5 a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del Evangelio, 6 que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la Gracia de Dios en Verdad, 7 como lo habéis aprendido de Epafras, nuestro consiervo amado, que es un fiel ministro de Cristo para vosotros, 8 quien también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu. 9 Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, 10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; 11 fortalecidos con todo poder, conforme a la Potencia de su Gloria, para toda Paciencia y Longanimidad; (esto en nosotros se manifiesta en: Grandeza y constancia de ánimo en las adversidades; Pero en nuestro Padre Celestial en: BENIGNIDAD, CLEMENCIA, GENEROSIDAD) 12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; 13 El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”. Para poder lograr esto es necesario, que Jesucristo inunde tu vida, para que puedas sentir lo que hay en Jesucristo, (Filipenses 2:5,6)5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse”. La “forma” de Dios es la Esencia de su Naturaleza Divina. Entonces; significa que la verdadera esencia de Jesús, revelándonos que esta Esencia Divina nunca cambia. La deidad es su esencia o naturaleza. Jesús dijo: (Juan 10:30) Yo y El Padre UNO SOMOS”.

¿Creen de verdad que Jesús ya existía con el Padre desde antes de la fundación del mundo? La respuesta es esta cuando Jesús dijo: (Juan 8:58) “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, YO SOY”. Y lo confirmó en esta otra palabra Escrita: (Juan 17:5) “Ahora, pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese”. Y también señaló que ser digno significa que debemos ser humildes, amables, soportándonos unos a otros en amor, manteniendo con solicitud la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz (Efesios 4:2-6) 2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5 un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”. Cuando Jesús, se despoja de su Naturaleza Divina es que nos está mostrando un camino a seguir. Por ello decidió despojarse, Jesús se subordinó o rebajó voluntariamente a fin de traer redención al hombre.

JESÚS RENUNCIÓ, SE DESPOJÓ DE SU GLORIA POR AMOR A TI Y A MÍ.
¡¡HAYA PUES EN NOSOTROS ESTE MISMO SENTIR!!
JESÚS SE HUMILLÓ (Filipenses 2:7,8) “7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Aunque Jesús no se despojó de su Divinidad en la experiencia de la encarnación, se convirtió en verdadero hombre. Jesús experimentó un nacimiento virginal sobrenatural en cuanto hombre (Lucas 1:35) “Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el Poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. Pongamos mucha atención a la revelación; Primero Jehová Dios Juntamente con Jesucristo y El Espíritu Santo, Dijo Nuestro Padre Celestial; (Génesis 1:26) “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”. Jehová Dios creó al hombre conforme a su semejanza e imagen, el hombre por voluntad propia destruye la semejanza de Jehová Dios, de Jesucristo y del Espíritu Santo en él; Entonces, Jehová Dios, por medio de Jesucristo decide tomar semejanza del hombre para que al hombre le sea restaurada la semejanza de su Dios y Padre en él. ¡¡¡ESTE ES NUESTRO DIOS, y PADRE!!! ¡¡¡TANTO NOS AMÓ JESÚS QUE SIENDO EN FORMA DE DIOS SE HIZO HOMBRE!!! Y nos dice: ¡¡¡HAYA PUES EN NOSOTROS ESTE MISMO SENTIR!!!

JESÚS FUÉ OBEDIENTE (Filipenses 2:8) “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Jesús enfrentó el lúgubre Getsemaní y el cruel Gólgota, (Mateo 27:33,34)33 Y cuando llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa: Lugar de la Calavera, 34 le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo”. El soberano de todo y todos se volvió el Siervo de todos. Jesús descendió desde la corona de la gloria a la cruz del Gólgota. Sustituyó el esplendor del cielo por la burla, el escarnio y el oprobio de la humanidad. Jehová Dios por medio del profeta Isaías escribió: (Isaías 53:2-3, 12) 2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, más sin atractivo para que le deseemos. 3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos”. La muerte de Jesús no fue una muerte común. Las palabras “muerte, y muerte de cruz” hablan de su muerte cruel y vergonzosa. Ocupó el lugar de un criminal y fue clavado en la cruz en nuestro lugar.

LA OBEDIENCIA, A JESÚS LE COSTÓ UN ALTO PRECIO. Su obediencia transformó algo tan horrendo como era la cruz en aquel tiempo, en algo tan hermoso para nosotros hoy. Hoy vemos hermosa la muerte de cruz porque en ella encontramos, el amor, la gracia, el perdón, (Colosenses 2:13-17) 13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo”. Muchos entonces menosprecian el sacrificio de Jesús, porque no saben, no entienden.
¡¡¡NO MENOSPRECIEMOS HOY SU SACRIFICIO EN LA CRUZ!!!(Hebreos 10:26-31)26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el Conocimiento de la Verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. 28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? 30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”. ¡¡¡NO MENOSPRECIEMOS HOY SU SACRIFICIO EN LA CRUZ!!!  EL SENTIR DE JESÚS FUE NEGARSE ASÍ MISMO Y MORIR EN NUESTRO LUGAR PARA QUE NOSOTROS TUVIÉRAMOS VIDA. ¡¡¡HAYA PUES EN NOSOTROS EL MISMO SENTIR!!!

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

miércoles, 24 de mayo de 2017

EL REINO DE LOS CIELOS SUFRE VIOLENCIA

Lerma; 21 de Mayo de 2017
EL REINO DE LOS CIELOS SUFRE VIOLENCIA
Muchos cristianos tienen dificultades para orar. No en el sentido de dar gracias o estar de acuerdo con una oración de toda la congregación los domingos en la mañana sino con una vida de oración regular, satisfactoria y profunda. Ellos habrán experimentado momentos maravillosos en la Presencia de Jehová Dios, pero es esto y ya…; ¡Claro que NO! Momentos que son recordados como el tiempo de avivamiento; Espectaculares, si así les parece, pero que tomaron al mundo en los años de los 70’s o los 80’s, sé que son algunos años atrás, pero que hasta ahora, permanecen muchas personas que siguen buscando tener una mejor INTIMIDAD CON EL PADRE CELESTIAL. (Mateo 11:12) “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”. Hoy en día infinidad de personas anhelan tener poder espiritual. Desean que Jehová Dios se mueva con Poder en sus vidas; sin embargo, no quieren pagar el precio de desarrollar intimidad con Jehová Dios por medio del Señor Jesucristo, y el Espíritu Santo. Menosprecian que, si estamos en Su presencia, orando, preparamos el camino para que el Poder nos asista en el ministerio y desenvolvimiento cotidiano. Recuerden que orar es depositar nuestra confianza en Dios Padre, reconocer Su Poder ilimitado y creer, firmemente, que cuando oramos, las circunstancias pueden cambiar.

Después de recibir a Jesucristo, el más grande y siguiente paso del creyente debe ser aprender a orar (Lucas 11:1) “Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos”. Jesús siempre es y será nuestro ejemplo a seguir, por lo tanto, la oración era un principio de vida del Señor Jesús (Marcos 1:35) “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba”. Aun cuando las jornadas diarias eran muy intensas, el Señor Jesús tomaba tiempo parar ORAR (Lucas 5:15,16) “15 Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. 16 Mas ÉL se apartaba a lugares desiertos, y ORABA”. El Señor Jesús comenzaba y terminaba sus jornadas cotidianas en oración; Cuando oramos, expresamos nuestra plena confianza en Dios. Las múltiples ocupaciones diarias y el cansancio no eran excusa para que el Señor Jesús dejara de orar (Mateo 14:23) “Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo”. El Señor Jesús pasaba largos períodos en oración. El Señor Jesús buscaba intimidad con el Padre en oración (Marcos 6:46) “Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar”.

Por favor quiero que me pongas mucha atención; Si tú estás aquí, en éste momento, entonces eres un cristiano, que está llamado a desarrollar Intimidad con Jehová Dios, nuestro Padre Celestial, en oración; Paremos por un momento y analicemos versículo a versículo, de esta parte del libro de: (Mateo 6:1-8). Nuestros tiempos de oración los conoce nuestro Padre con quien hablamos y, por tanto, no debemos hacer alarde de los minutos y horas que pasamos en Su presencia (Mt.6:1,5) “1 Salió Jesús de allí y vino a su tierra, y le seguían sus discípulos. 5 Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos”. Es importante que apartemos un lugar o un espacio para orar (Mt.6:6) “6 Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando”. Un principio fundamental de la oración: No es otra cosa que hablar con Dios Padre, desarrollar intimidad con Él (Mt.6:7) “7 Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos”. La oración vuelca al Señor lo que somos y necesitamos, y Dios que nos ama, responde con poder (Mt.6:8) “8 Y les mandó que no llevasen nada para el camino, SINO SOLAMENTE BORDÓN; ni alforja, ni pan, ni dinero en el cinto”.

Quien ora a Jehová Dios experimenta una vida de milagros. El Señor Jesús nos enseñó que es en Dios Padre, en quien debemos depositar nuestra confianza en oración (Lucas 11:5,6) “5 Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, 6 porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante”. El Señor Jesús nos enseñó que en oración alcanzamos todo aquello que pedimos al Padre (Lucas 11:7-12) “7 y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? 8 Os digo, que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. 9 Y YO os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 10 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. 11 ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? 12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?”. El Señor Jesús nos enseñó que Dios responde a las oraciones de quien persevera (Lucas 11:13) “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”. (Lucas 18:1) “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar”. Si no sabemos cómo orar, es necesario depositar nos sometemos al Santo Espíritu, quien intercede por nosotros (Romanos 8:26) “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”.

Todo creyente que se declara seguir a Jesucristo, tal como Él obedeció al Padre, debe desarrollar intimidad con Dios en oración, (Sal 143:10,11)10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud. 11 Por tu nombre, oh Jehová, me vivificarás; Por tu justicia sacarás mi alma de angustia”. Es un principio que debe aplicar a su vida diaria, sin que las jornadas extenuantes constituyan un pretexto para no ir a la presencia del nuestro amado Dios y Padre. Él nos ama, oye nuestro clamor, y responde con poder. Esta es la seguridad que tenemos cuando vamos a Su Presencia. (Salmos 63:1-3) “1 Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas, 2 Para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. 3 Porque mejor es tu misericordia que la vida”. Para entrar en intimidad con Dios, debemos empezar a conocer el corazón de Dios, mediante el Santo Espíritu. (1Corintios 2:10) “Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios”. Para entrar en intimidad con Dios, debemos empezar a vivir en la presencia de Dios todos los días. (Salmos 61:4) “Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas. Selah”.
(Isaías 26:9) “Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia”.
Para entrar en intimidad con Jehová Dios, se produce una relación íntima, mediante la oración y Jesús nos enseña cómo hacerlo. (Marcos 1:35-39) “35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. 36 Y le buscó Simón, y los que con ÉL estaban; 37 y hallándole, le dijeron: Todos te buscan. 38 Él les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. 39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios”. Hoy Jesús desea estar con nosotros. No sólo somos sus discípulos, somos hijos del Padre. Él quiere revelarse a nuestras vidas, quiere bendecirnos y que le conozcamos mejor. Por medio de la oración entramos en comunión con Jehová Dios nuestro Padre; las Sagradas Escrituras afirman que nuestro Padre Celestial anhela intimidad con sus hijos, especialmente te está hablando a ti que trabajas tanto pero no es suficiente porque no te alcanza, sino que pareciera que es todo lo contrario, que cada vez más y más, están aumentando tus deudas: (Salmos 25:14-18) “14 La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto. 15 Mis ojos están siempre hacia Jehová, porque ÉL sacará mis pies de la red. 16 Mírame, y ten misericordia de mí, porque estoy solo y afligido. 17 Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas. 18 Mira mi aflicción y mi trabajo, y perdona todos mis pecados”. A veces no tenemos la experiencia de orar, no comprendemos el Poder que hay en la oración, y estamos esperando que alguien nos ore. Mucha gente me dice Pastor ore usted por mí que está más cerca de Dios, y me da mucha pena, porque Dios anhela tener comunión íntima con todos.

Él ha preparado las cosas de tal manera que la comunión que pueda tener con nosotros, sea mejor que la relación que podamos tener con cualquier persona, porque las Sagradas Escrituras, nos enseña que Jehová Dios, ha derramado sobre nosotros su Santo Espíritu, (Romanos 5:5) Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”. Y en este otro libro dice: (Tito 3:4-7) “4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7 para que justificados por su Gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”, y por medio del apóstol Pablo nos enseña que su Espíritu conoce y escudriña lo profundo de Dios, de la misma manera que el espíritu del hombre conoce lo que hay en el hombre: (Jeremías 17:10) “Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras”. (Romanos 8:27) “Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos”.

En la expresión: “Como el Padre me ha amado”, se revela el amor como la esencia de una relación eterna: (Juan 15:9-11) “9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido”. Jesús se sintió amado y, por tanto, experimentaba gran seguridad y profunda confianza para cumplir todo lo que el Padre le pedía. No había temor sino alegría en obedecer y hacer su Voluntad. Esto le hacía permanecer en el disfrute de su Amor. Es algo maravilloso a lo que el Señor Jesús no estaba dispuesto a renunciar. Esta relación de amor profundo y verdadero, le fortaleció para tomar la decisión de entregar su vida para la salvación de la humanidad. Es por esta razón que podemos afirmar que es el amor lo que salva, lo que sana, lo que hace vivir.

Pero, además, este amor cuando se recibe, es inevitable darlo. Se transmite a otros y continúa salvando, sanando y dando vida a su paso. “Así también yo os he amado...”, esperando que en nuestro corazón se genere la misma seguridad, la misma confianza, la misma disposición para hacer su voluntad (1Corintios 16:14) “Todas vuestras cosas sean hechas con amor”. La orden final de Jesucristo para sus discípulos, ¡permaneced en mi amor!, y la manera más correcta de empezar el día es con esta oración: (Salmos 143:8) “Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; Hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma”. No significa permanecer en una religión, sino en su amor. El amor es una decisión que sale del corazón. Por esta razón, ¡decide hoy amar! Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo anhelan tener nuestro amor para que conozcamos y vivamos todo aquello que el Padre más amoroso da y hace por sus hijos. ¿Creen ustedes que Dios es su Padre? Revisa esto en tu corazón, oren y ajusten su relación con el Dios de Amor.

Para entrar en intimidad con Dios Padre, debemos desarrollar un hábito de pasar tiempo con Dios y EL derramará de su Santo Espíritu. (Joel 2:28-30) “8 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo”. Al tener intimidad con Dios, uno se hace muy sensible al Santo Espíritu y oye su voz para entender su perfecta Voluntad para la iglesia (Romanos 12:1,2) “1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena Voluntad de Dios, agradable y Perfecta”. Al entrar en intimidad con Dios, desarrollamos una constancia de vivir en su presencia y el Reino de Dios se hace Poderoso en nosotros.

Al entrar en intimidad con Dios, empezamos a desarrollar la adoración a Dios, por la cual Adán la perdió por la desobediencia. (Juan 4:23,24) “23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”. Dios nos creó para adorarle. Al entrar en intimidad con Dios, el favor y la misericordia estarán contigo siempre. (Salmos 103:1-6) “1Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su Santo Nombre. 2 Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. 3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; 4 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; 5 El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila. 6 Jehová es el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia”.

JEHOVÁ DIOS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS DICE: (JOSUE 1:9) “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”. Esfuérzate y se valiente. Pon la búsqueda de la intimidad con Dios Padre y de la vida abundante en Jesucristo como una gran prioridad en tu vida, pongan en su lista de prioridades. En su agenda. Al empezar a orar cada día digan... Padre amado, en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo ante tu presencia te exclamó: Bendito seas ayúdame a tener una comunión más íntima y profunda contigo, ayúdame a ser más sensible a ti ayúdame a oírte, y a vivir esta vida llena de abundancia que Jesús ganó en el Calvario. Esta vida de comunión íntima contigo Padre y Dios, y de provisión abundante es nuestra herencia en Jesucristo.
Esto es nuestro privilegio, el de tener comunión íntima con Jehová Dios, y gozar una vida llena de abundancia fue ganado para nosotros por medio de sacrificio de Cristo en la cruz.

SI QUIERES SER ÁGUILA JÚNTATE A LAS ÁGUILAS. Busca tener mayor comunión con siervos y siervas ungidos de Dios esto te dará más fuerza y unción, pues esta se trasmite. Oremos y pidamos al Señor victorias para Su Cuerpo en cuanto a la intimidad y la adoración. Que un espíritu de gracia y de favor venga sobre su pueblo. Oremos contra las distracciones y dudas que el diablo lance. Oremos a Jehová Dios para que los niños entren en intimidad con el Señor a una edad temprana (aún desde que son bebés). Oremos siempre por visitaciones reales y muy poderosas y tangibles de la presencia de Dios para aquellos que lo buscan. Y que Dios nos proteja de todo ataque del diablo y debilidad y distracción mental.
Con los intercesores estamos orando cada día viernes por la victoria de todos los que lean las Sagradas Escrituras. La batalla por la intimidad y la vida abundante ya ha sido ganada, y la victoria es tuya para disfrutarla. Jesucristo ya lo hizo. Gracia y paz. (Rom. 13:12) “La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Por tanto, desechemos las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz”.

EL PODER DE LA PALABRA DE DIOS, LA ESPADA DEL ESPIRITU SANTO (Jeremías 23:28-32) “28 El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová. 29 ¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra? 30 Por tanto, he aquí que YO estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano. 31 Dice Jehová: He aquí que yo estoy contra los profetas que endulzan sus lenguas y dicen: Él ha dicho. 32 He aquí, dice Jehová, yo estoy contra los que profetizan sueños mentirosos, y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus mentiras y con sus lisonjas, y YO no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo, dice Jehová”. ¿No es mi palabra como fuego, declara Jehová Dios Todo Poderoso y como martillo que despedaza la roca? ¡¡NO HAY FUERZAS MAS GRANDE QUE LA PALABRA DE DIOS!! ¡¡JESUS CON LA PALABRA SANO LOS ENFERMOS Y LIBERO A LOS ENDEMONIADOS!! ORA CON LA PALABRA!!


Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto). 

lunes, 15 de mayo de 2017

¿ME HE ARREPENTIDO DE VERDAD?

¿ME HE ARREPENTIDO DE VERDAD?
INTRODUCCIÓN
A. ¿Cuál pecado siempre se levanta en mi vida?
B. (Hechos 17:30,31) “30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.
   1. EL CREER no es difícil. El ateo intelectual es raro (Jn. 12:42) “Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga”.
   2. LA CONFESIÓN no es difícil (Luc. 6:46) “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?”; (Mat. 7:21-23) “21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.
   3. EL BAUTISMO no es difícil (Mat. 3:7) “Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?”.
   4. ¡EL ARREPENTIMIENTO es lo verdadero difícil! (Mat. 11:20-22)20 Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros, porque no se habían arrepentido, diciendo: 21 ¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza. 22 Por tanto os digo que, en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras”.
C. En este sermón queremos ver . . .
   1. Algunos conceptos populares de lo que es el arrepentimiento.
   2. Algunos elementos del arrepentimiento genuino.
I. ALGUNOS CONCEPTOS POPULARES.
    Respecto al arrepentimiento, algunos quedan satisfechos con lo siguiente:
A. El saber que algo es incorrecto.
   1. David sabía antes que cometió el adulterio que Betsabé era la esposa de otro hombre.
   2. Pedro “era de condenar” cuando se apartaba de los gentiles (Gál.2:11-14) “11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. 13 Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. 14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la Verdad del Evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿Por qué obligas a los gentiles a judaizar?”.
B. El sentirse culpable.
   1. (Salmo 32:3) “Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día”.
   2. Algunos creen que el dolor que sienten por su culpa basta de castigo para su pecado.
C. El tener remordimiento.
   1. Judas (Mat. 27:3) “Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos”. (Biblia de las Américas) “Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que Jesús había sido condenado, sintió remordimiento y devolvió las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos”.
   2. El sentimiento de querer deshacer el error. Similar al sentimiento de culpa. Piensan muchos que esto es castigo suficiente.
D. El tener buenas intenciones.
   1. Algunos se sienten mejor si pueden decir, “Voy a tratar de cambiar”.
   2. “El camino al infierno es pavimentado con las buenas intenciones”.
   3. (Oseas 6:4) “¿Qué haré a ti, Efraín? ¿Qué haré a ti, oh Judá? La piedad vuestra es como nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece”.
E. Una confesión voluntaria.
   1. Veamos la vida del rey Saúl.
      a) Primero hubo pecado en el asunto de Amalec. Fue confrontado por Samuel e intentaba varias veces a justificarse. Por fin dijo, (1 Sam. 15:24) “Yo he pecado . . . perdona, pues, ahora mi pecado”. ¿Tenía Samuel la obligación de perdonarle a Saúl? La respuesta de Samuel, (1 Sam. 15:26) “. . . Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel”.
      b) De hecho Saúl dijo varias veces en su vida, “Yo he pecado”. Cuando perseguía a David. David perdonó su vida en En-gadi. David y sus hombres se escondían en una cueva. Saúl entró para hacer sus necesidades. David no dejó a sus hombres matar a Saúl, pero
calladamente cortó la orilla del manto de Saúl. Ambos salen de la cueva y David le muestra el pedazo de su manto. Saúl “confiesa” veamos (1 Sam. 24:16-18)16 Y aconteció que cuando David acabó de decir estas palabras a Saúl, Saúl dijo: ¿No es esta la voz tuya, hijo mío David? Y alzó Saúl su voz y lloró, 17 y dijo a David: Más justo eres tú que yo, que me has pagado con bien, habiéndote yo pagado con mal. 18 Tú has mostrado hoy que has hecho conmigo bien; pues no me has dado muerte, habiéndome entregado Jehová en tu mano”.
      c) Después cuando seguía persiguiendo a David, David perdona la vida de Saúl en Zif. David desciende al campamento de Saúl y se lleva su lanza y su vasija de agua. Desde una colina cercana, David vuelve a llamar a Saúl. Saúl “confiesa”, “he pecado” veamos (1 Sam. 26:21) “Entonces dijo Saúl: He pecado; vuélvete, hijo mío David, que ningún mal te haré más, porque mi vida ha sido estimada preciosa hoy a tus ojos. He aquí yo he hecho neciamente, y he errado en gran manera”.

F. Una reformación.
   1. (Jer. 3:10) “Con todo esto, su hermana la rebelde Judá no se volvió a mí de todo corazón, sino fingidamente, dice Jehová”.
      a) Manasés, sus graves pecados y su arrepentimiento.
      b) Las grandes reformas de Josías.
      c) ¿Cómo lo veía Jeremías a todo esto? veamos (Jeremías 3:10 arriba).
   2. Lo ha pasado vez tras vez. Un hombre tiene un roce con la muerte. Visita al doctor que le dice, “El fumar, el tomar, la mucha comida . . . le va a matar”. Así que el señor se deshace del vicio, cambia su dieta, comienza a caminar o practicar algún deporte, “reforma” su vida. Pero esto no es el arrepentimiento.
   3. El anciano que fue bautizado para tapar la boca de su esposa quien siempre le fastidiaba. Después como anciano se presentó delante de la iglesia porque había decidido dejar el pecado.
G. Todas estas son respuestas inadecuadas para el arrepentimiento.

II.TRES ELEMENTOS DEL ARREPENTIMIENTO GENUINO.
A. Algunos conceptos superficiales.
   1. El muchacho: “Lo que la persona hace en el pasillo (pasadizo)”.
   2. “El tercero de cinco pasos a la salvación que siempre escriben en la pizarra”. (oír, creer, arrepentirse, . . . etc.)
B. Volver a Dios.
   1. El gran mandamiento es amar a Dios con todo el corazón, alma, y mente (Mat. 22:36-38)36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento”; (Mar. 12:28-30)28 Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? 29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. 30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”.
      a) Por lo tanto, el gran pecado sería no amar a Dios, dejar de reconocerle, de darle las gracias veamos (Romanos 1:21)Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”.
      b) Algunos creen que el ser un cristiano equivale a ser un buen ciudadano. Pero la persona puede hacer esto sin amar a Dios.
      c) El hombre no llega a ser pecador por dejar de ser un buen ciudadano, sino por rehusar honrarle a Dios y amarle, mientras se preocupa de ser un buen ciudadano.
      d) El arrepentimiento es imposible hasta que el hombre vea su pecado, aun si su único pecado sea aquel de no haber amado a Dios.
      e) El arrepentimiento entonces tiene que empezar con una vuelta a Dios. Empieza con lo que las Sagradas Escrituras llama, “la tristeza que es según Dios” (2 Cor. 7:10) “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte”.
   2. Lo que Dios demandaba de su pueblo del tiempo de Moisés (Deut. 4:27-31)27 Y Jehová os esparcirá entre los pueblos, y quedaréis pocos en número entre las naciones a las cuales os llevará Jehová. 28 Y serviréis allí a dioses hechos de manos de hombres, de madera y piedra, que no ven, ni oyen, ni comen, ni huelen. 29 Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. 30 Cuando estuvieres en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios, y oyeres su voz; 31 porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres”; (Deut. 30:9,10) “9 Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres, 10 cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”.
      a) Los judíos tenían la costumbre de rasgar sus vestidos. Jehová quería que rasgaran sus corazones. (Joel 2:13) “Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en          misericordia, y que se duele del castigo.”
      b) Oseas hablaba del pecado de Israel como si fuera adulterio. Por lo tanto, el arrepentimiento era una vuelta a Dios, (Oseas 4:12) “Mi pueblo a su ídolo de madera pregunta, y el leño le responde; porque espíritu de fornicaciones lo hizo errar, y dejaron a su Dios para fornicar”. Orar con (Oseas 10:1-15)
      c) Buscar a Jehová mientras puede ser hallado (Isa. 55:6-9) “6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.
   3. En el Nuevo Testamento.
      a) El libro Hechos.
         (1) “Para que se conviertan de las tinieblas a la luz . . . que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios . . .” (Hechos 26:18,20) “18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. 20 sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento”.
         (2) “Arrepentíos y convertíos” (Hechos 3:19) “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”.
         (3) Esta palabra aparece unas cinco veces más en el libro Hechos, respecto a la salvación (Hechos 9:35) “Y le vieron todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor”; (Hechos 11:21) “Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor”; (Hechos 14:15) “y diciendo: Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros también somos hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay”; (Hechos 15:19) “Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios”; (Hechos 28:27) “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyeron pesadamente, y sus ojos han cerrado, para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y entiendan de corazón, y se conviertan, y yo los sane”.
Tenemos que volver por el mismo camino por el cual salimos.
         (1) El hijo pródigo de (Lucas 15:12,19)Dame [15y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes] . . . hazme [19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros]”. En ambos casos era un asunto de la voluntad del joven.
         (2) En fin, todos hemos hecho esto con nuestro Padre celestial. Hemos tomado lo que El nos ha dado (salud, posesiones, oportunidades, trabajo, educación, talento, etc.) y nos fuimos de El para vivir como queríamos. Tenemos que volver a El por el mismo camino.
Aceptar las consecuencias.
   1. Un ejemplo común (Isaías 1:11-17) “11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos. 12 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios? 13 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas. 15 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos. 16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; 17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda”.
      a) El pueblo sacrificaba mucho a Dios, pero eran rebeldes (Isaías 1:2) “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí”, sin conocimiento de Dios (Isaías 1:3) “El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento”, (Isaías 1:4) “¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás”, etc. Entonces, ¿por qué tanto holocausto, y servicio religioso en el templo? La implicación: solamente ¡para evitar “problemas”! Como, por ejemplo, (Isaías 1:20) “si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho”.
   
INVITACIÓN: ¿Cómo se efectúa este cambio? 1. Por medio del Santo Evangelio. Que Alcanza tu corazón. 2. ¿Ningún milagro maravilloso? Veamos (Luc. 16:27-31) “27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos”. Muchos cristianos dicen esto: “Yo cambiarían si yo podría ver lo que vieron Juan, y los apóstoles, y la gente de los tiempos del Nuevo Testamento, etc.” Pero la verdad es que: ¡No es cierto!
Si la invitación de Jehová Dios, los milagros registrados en las Sagradas Escrituras, la crucifixión, etc. no le mueve, ¡nada le va a mover!


JEHOVÁ DIOS NOS ESCOGIÓ CON PROPÓSITO

14 de Mayo de 2017
JEHOVÁ DIOS NOS ESCOGIÓ CON PROPÓSITO
(Deuteronomio 8:1-20)
INTRODUCCIÓN: Cuando atravesamos períodos de prueba, generalmente nos enfocamos en lo adverso de las circunstancias y menospreciamos el hecho de que las pruebas, forman parte del plan de Dios y que tienen un propósito; Y es el de prepararnos para las bendiciones. El asunto está en cuál es la actitud que asumimos en los períodos críticos. Si cambia nuestra perspectiva alrededor de las pruebas, comprendemos que constituyen la antesala a las a las bendiciones. La palabra “CONOCER”, tanto en hebreo como en griego, no se refiere meramente a un conocimiento intelectual, sino que puede usarse para denotar un amor soberano. Por ejemplo, en (Amos 3:2) Dios le dice a Israel: “A vosotros solamente he conocido de todas las familias de la tierra; por tanto, os castigaré por todas vuestras maldades”; obviamente este versículo no quiere decir que Jehová Dios desconociera la existencia de los egipcios, o de los babilonios, sino más bien que, de todas las familias de la tierra en el antiguo pacto Jehová Dios escogió a Israel para que fuera Su especial tesoro. De manera que por medio del apóstol Pablo nos plantea esto en; (Romanos 8:29,30) “29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”. A todos los que conoció (o amó soberanamente), predestinó; a todos los que predestinó, llamó; a todos los que llamó, justificó; y a todos los que justificó, a estos glorificó. Pero nosotros sabemos que no todos los que reciben el mensaje del evangelio y son llamados al arrepentimiento responden positivamente.

La primera parte es el Amor Soberano de Jehová Dios, el segundo es la predestinación, el tercero es el llamamiento eficaz, y el cuarto es la fe que justifica. No son predestinados los que creen, sino que creen los que son predestinados. (1Pedro 1:1-2) “1 Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, 2 elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la Sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas”. Es obvio que no se refiere al hecho de que Dios eligió a los que Él sabía de antemano que obedecerían al llamado del evangelio, porque Pedro enseña más bien que tales personas obedecen al llamado porque fueron elegidos: (Ef. 1:3-5) “3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad”. La salvación es de Jehová”, dice en (Jonás 2:9) “Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es de Jehová”.

Jehová Dios diseñó la salvación de principio a fin, Jehová Dios la ejecutó un plan para la redención, Jehová Dios, aplica soberanamente en el corazón de cada pecador que se arrepiente y cree. Fue precisamente considerando todos los aspectos envueltos en la redención por medio del apóstol Pablo diciendo en: (Romanos 11:36) “Porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas”. La única conclusión posible es: “A Él sea la gloria por los siglos. Amén”. COMO SERVIDOR EN EL REINO DE DIOS: Quiero ser de mayor impacto para poder contribuir a su crecimiento: Aprender a predicar mejor; Enseñar la Palabra con mejor efectividad; Guiar a la congregación en forma organizada y efectiva; Enseñar y modelar el evangelismo como un estilo de vida; Usar la música en la alabanza para satisfacer al incrédulo, así como al creyente; Desarrollar un programa misionero y evangelístico en ésta Ciudad de Lerma; Movilizar a la congregación en la oración. Sabían ustedes, quien es el ser más interesado en la oración, aparte de Jehová Dios. ¿Quién se toma más en serio la oración del hijo de Dios, aparte de Padre? ¿Cuándo oramos, llegan nuestras oraciones al infierno también o no más al cielo? (Stg. 2:19) “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan”.  ¿Nos reconocen los demonios cuando elevamos nuestras oraciones al Padre? A Pablo lo conocían (Hechos 19:15) “Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?”.
El Padre nos conoce, porque Su Espíritu nos engendró. ¿Pero hay temblor en el infierno cuando oramos? ¿Tiemblan los demonios cuando estamos en comunión con el Padre Celestial?

LA ORACIÓN es como el OXÍGENO en nuestras VIDAS, sin él OXÍGENO no hay VIDA. (Judas 1:20,21) 20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21 conservaos en el Amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna”. La oración no es un don especial. No es una especialidad en la lista de los dones del Espíritu. Jehová Dios nos exhorta por medio del apóstol Pablo, “ORAD SIN CESAR” (Efesios 6:18) “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”. Es un estilo de vida, así como el evangelismo Algunos somos buenos para edificar, predicar, enseñar y organizar, todos tenemos dones y talentos. Deuteronomio 8 nos permite comprender el propósito que tiene nuestro Padre Celestial con las pruebas y de qué manera, podemos aprender y beneficiarnos, cada vez que se nos presenten las oportunidades.

Las pruebas en el plan de Jehová Dios están ligadas a las bendiciones. Nuestro Padre Celestial prueba a sus hijos para saber lo que hay en sus corazones. Las bendiciones de Dios generalmente tienen un condicionamiento, relativo a nuestra fidelidad y perseverancia. La buena tierra que han de poseer; En repetidas ocasiones, en Génesis, Dios se compromete a darle la tierra de Canaán a los descendientes de Abraham como posesión eterna. (Deu. 8:1,6)1Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. 6 Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole”.
El énfasis en que el pueblo debe recordar la fidelidad de Dios. El propósito de la experiencia del desierto es la disciplina; Nadie debe de olvidar lo que se les ha enseñado y que debiera de estar gravado en el corazón. El corazón: Se entiende a la actitud del pueblo hacia Dios y sus mandamientos. Para conocerla había que someterlo a prueba. (Deu. 8:2) “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos”. Básicamente, y con relación a este versículo, Jehová Dios conoce ampliamente todas las cosas del presente. Esto no significa que Dios no sabe lo que ya hay en el corazón. Deuteronomio 8:2 Jehová Dios está hablando en formas y términos humanos para el beneficio del pueblo. La palabra humillarte está relacionada con la palabra pobreza. La humillación de Israel fue su pobreza, su falta de recurso económico. En su pobreza Israel aprendió a confiar en Jehová Dios y depender de la provisión divina. Una de las pruebas de Israel en el desierto fue el hambre. Jehová Dios le permitió experimentar el hambre, pero por su gracia los alimentó con el maná. La dádiva del maná fue una nueva experiencia para Israel. Por medio de esta experiencia Israel aprendió una lección muy importante: la vida humana no consiste solamente de alimento físico sino de todas las palabras que proceden de la boca de Jehová. Sin comida Israel hubiera perecido en el desierto, pero el pueblo fue alimentado diariamente por Dios. El pueblo tenía que depender de Dios todos los días. Cada día tenían que creer que Dios iba a proveer el pan para aquel día. El maná fue dado a Israel para enseñarle una lección importante: para vivir, tenía que depender de Jehová. En Israel el pan era un elemento necesario de la dieta diaria. En el desierto hubo escasez, pero Dios habló y su palabra proveyó para las necesidades de su pueblo. Cuando satanás tentó a Jesús para que cambiara las piedras en panes, Jesús citó las palabras para enfatizar su dependencia en su Padre Celestial.

En este caso, es para revelarles a ellos la naturaleza de sus corazones delante de Él cómo Padre y Dios. Jehová Dios conoce todas las cosas (1 Juan 3:20) “pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y ÉL sabe todas las cosas”. Jehová Dios prueba a las personas, no para determinar aquello que Él no conoce, sino porque Dios está trabajando dentro de nuestro marco de tiempo. Dios se acerca a nuestro pensamiento para así, enseñarnos y revelarnos Su voluntad.
Ser fieles a nuestro Padre Celestial es fundamental, para Vivir, multiplicarnos y tomar posesión de la tierra prometida. Ser esforzados y valientes. Las pruebas revelan lo que hay en nuestro corazón y nos preparan para las bendiciones. Veamos éste propósito al afligirte poniéndote en hambre, en el Versículo tres, (Deu. 8:3) “Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la Boca de Jehová vivirá el hombre”. En medio de las pruebas, Jehová Dios nos provee. La Palabra de Dios, en las Sagradas Escrituras es la alimentación del alma, LA PALABRA DE DIOS. Jesús citó este Versículo cuando confrontó las tentaciones de satanás en el desierto. El mensaje es de este versículo es que el alma no puede sobrevivir sin la diaria Palabra de Dios. El hecho de que se establezca un paralelo con el maná que sirvió de alimento a Israel en el desierto, pone en evidencia que el creyente debe procurar una porción regular de la Palabra de Dios y alimentarse de ella. Nuestro Padre Celestial siempre actúa con propósito porque las Bendiciones de nuestro Padre Celestial y Dios sobrepasan nuestras expectativas; (Deu. 8:7-9) “7 Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; 8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; 9 tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre”. Pero cuando somos infieles, entonces se cierran los Cielos para toda bendición; (Deu 28:23) “Y los cielos que están sobre tu cabeza serán de bronce, y la tierra que está debajo de ti, de hierro”. La fidelidad ante nuestro Padre es siempre probada, (Deu. 8:19,20) “19 Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis. 20 Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la Voz de Jehová vuestro Dios”.

Jehová Dios tiene un propósito en medio de las pruebas que nos sobrevienen; Muchas personas piensan que la vida es satisfacer nuestros apetitos. Si pueden ganar dinero suficiente para vestirse, comer y jugar en gran estilo, piensan que están viviendoLA BUENA VIDA”. Pero tales cosas no satisfacen nuestros anhelos más profundos. Al final nos dejan vacíos e insatisfechos. La vida verdadera, según Moisés, surge de una entrega total a Dios, el que creó la vida misma. REQUIERE DE DISCIPLINA, SACRIFICIO Y ESFUERZO, y es por eso que la mayoría de la gente nunca la encuentra. (Deu. 8:4)Tu vestido nunca se envejeció sobre ti, ni el pie se te ha hinchado en estos cuarenta años”. En todas las pruebas estará Dios acompañándote para que puedas pasar el desierto, que lo que quiere es doblegar tu orgullo por medio de la escasez, pero Dios mismo está marchando junto a ti mirándote muy de cerca para protegerte, en el desierto nos está disciplinando para que podamos recibir la Bendición; Por lo general nos resulta fácil dar por sentada la protección de Dios. Casi nunca notamos ni agradecemos a Jehová Dios cuando nuestro automóvil no se descompone, nuestras ropas no se desgarran, ni se rompen nuestras herramientas. Al parecer el pueblo de Israel tampoco, pues ni siquiera notó que, durante cuarenta años de peregrinación por el desierto, sus ropas no se gastaron y sus pies no se hincharon. Se olvidaron de dar gracias a Dios por estas bendiciones. ¿Qué cosa te ha estado funcionando bien? ¿Qué cosa te ha brindado buen servicio? ¿Qué cosa te ha durado mucho tiempo sin descomponerse ni desmoronarse? ¿Recuerdas agradecer a Dios estas bendiciones silenciosas? (Deu. 8:5) “Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga”. Las Bendiciones no pueden llevarnos a olvidar el propósito que tiene nuestro Padre y Dios con las pruebas. No podemos dejar de agradecerle a Papá Dios por su provisión (Deu. 8:10) “Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado”. Tenemos que Reconocer a Jehová Dios en todos nuestros caminos, (Deu. 8:8,11) “8 tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; 11 Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy”. Esto es y se llama “FIDELIDAD”. Seguir fieles a sus mandamientos. Obviamente, Jehová Dios desea que nuestras necesidades sean satisfechas y quiere saciar los deseos de nuestro corazón, pero una vez satisfechas nuestras necesidades y saciado nuestro corazón, ¿qué debemos hacer con el excedente de sus bendiciones? ¿Puedes vivir en más de una casa a la vez? Dios quiere que usemos nuestra abundancia para bendecir a otros.

Moisés recapitula la vida de Israel para extraer del pasado lecciones que van a ayudar y motivar al pueblo en este momento crítico de nuestra vida hoy: los días que anteceden a su entrada en la tierra de Canaán. Cada ejemplo del pasado sirve de lección para ayudar al pueblo a prepararse para las pruebas y tentaciones que encontrarán en el presente y en un futuro muy cercano. Como hijos de Dios no debemos de pensar que la conquista de Canaán y la abundancia de la tierra prometida es el resultado del esfuerzo y del talento humanos. En su deseo de preparar a Israel para superar la tentación del olvido, Moisés exhorta al pueblo a obedecer las leyes y los mandamientos que Jehová ha dado a Israel para que vivan y prosperen en la tierra que el Señor prometió dar a sus padres. Jehová Dios quiere que tengamos riquezas, pero el dinero es sólo una parte de ellas. Una persona puede tener millones y aún ser pobre en salud, paz y amistades. La riqueza es más que dinero y posesiones. Necesitamos la sabiduría: Para recibir el pacto de prosperidad de Dios; (recibir fortuna sin que ella nos controle), y para apreciar su alcance y propósito en nuestras vidas: que la salud, las riquezas, la paz y la amistad nos ayuden a servir a otros. La prosperidad prometida por Dios en su pacto siempre es un medio para alcanzar un fin y no un fin en sí misma.

Jamás debemos de olvidar que la provisión viene de Jehová Dios (Deu. 8:12-14)12 no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, 13 y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; 14 y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre”. Fidelidad es no olvidar que Jehová Dios nuestro Padre Celestial es, quien nos guía en medio de las pruebas (Deu. 8:15)Que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y ÉL te sacó agua de la roca del pedernal”.
Es Jehová Dios, quien nos provee en medio del desierto (Sal 119:169) “Llegue mi clamor delante de ti, oh Jehová; Dame entendimiento conforme a tu Palabra”. Es por el Amor de Dios y Padre que somos bendecidos (Sal 119:175,176) “175 Viva mi alma y te alabe, y tus juicios me ayuden. 176 Yo anduve errante como oveja extraviada; busca a tu siervo, porque no me he olvidado de tus mandamientos”. Es por el poder de Dios que somos bendecidos (Deu 8:16-19) “16 que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; 17 y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. 18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. 19 Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis”.

CONCLUSIÓN: Jehová Dios nos bendice abundantemente. Por su Infinito Poder y Amor, recibimos provisión, no solo en medio de las pruebas sino cuando hemos atravesado exitosamente los desiertos. No obstante, cuando hayamos sido abundantemente bendecidos, no podemos olvidar quién fue el que lo hizo: nuestro amoroso Padre Celestial. A Él debemos agradecerle y guardarle fidelidad en todo momento de nuestra vida. Si nos apartamos, la infidelidad a Dios nos robará las bendiciones.
PREGUNTÉMONOS: ¿Cuál es mi actitud frente a las pruebas?
                                ¿Encuentro bendiciones en los períodos difíciles?

Predicador de la Sana Doctrina de Cristo: Víctor. Si usted no tiene la intención de guardar esta hoja, tenga la amabilidad de entregarla a otra persona interesada. Para la difusión gratuita entre cristianos, se permite fotocopiar esta hoja (por favor no cambiar el texto).